GABRIEL GARCÍA MÁRQUEZ, uno de los mejores escritores de las letras españolas

gabrielGarciaMarquez1981Hoy, Diada de Sant Jordi y Día Internacional del Libro, escribo estas palabras (*) a modo de apología para homenajear al recientemente desaparecido escritor colombiano Gabriel García Márquez.

¿Qué me han dejado los libros de Gabriel García Márquez?

Primero, la certeza de ser el escritor en lengua castellana que más me gusta, aún cuando suene a frase de cajón. He leído mucha de su producción. El libro que más me gusta, y además él también compartía esa opinión, es “El amor en los tiempos del cólera”. Él decía que era su obra maestra.

Me gusta porque es un relato maravilloso de una historia de amor entre dos seres maduros, y porque es un libro muy bien investigado sobre las costumbres de Cartagena (Colombia) en ese momento, sobre todo lo que representó esa ciudad a principios del siglo XX.

Me acerqué a la literatura de Gabriel García Márquez por mi profesora de literatura española en el instituto. Cada obra de él es una poesía con ese manejo maravilloso del lenguaje, en la forma en que relata unas historias que son absolutamente típicas de la costa Caribe colombiana, con esa magia y esa inverosimilitud que a veces tienen sus historias. Su obra es encantadora. Su literatura tambíen busca explicar la prolongada soledad de América Latina desde las deformidades del poder tradicional, responsable de la miseria y del atraso seculares. García Márquez venía de esa generación de latinoamericanos que había crecido bajo las dictaduras bananeras instauradas por Estados Unidos durante los años más álgidos de la Guerra Fría. A través de su escritura de ficción aprendemos que el poder, su erótica y sus trasuntos no cambian nunca, enquistado como está en las entretelas del corazón humano, una bestia peligrosa que algunos logran domesticar y otros más bien azuzan dentro de sí mismos.

Para las letras españolas Gabriel García Márquez ha sido, es y será uno de los mejores escritores, por no decir el mejor, que hemos tenido.

Lo siento muy cercano. Lo que pasa es que se le ha considerado un personaje y a él le encantaba ser anónimo, cosa que medio logró viviendo en México.

Descansa en paz, GABO.

Aquí va uno de sus poemas:

LA MARIONETA

“Si por un instante Dios se olvidara
de que soy una marioneta de trapo
y me regalara un trozo de vida,
posiblemente no diría todo lo que pienso,
pero en definitiva pensaría todo lo que digo. 

Daría valor a las cosas, no por lo que valen,
sino por lo que significan.
Dormiría poco, soñaría más,
entiendo que por cada minuto que cerramos los ojos,
perdemos sesenta segundos de luz. 

Andaría cuando los demás se detienen,
Despertaría cuando los demás duermen.
Escucharía cuando los demás hablan,
y cómo disfrutaría de un buen helado de chocolate. 

Si Dios me obsequiara un trozo de vida,
Vestiría sencillo, me tiraría de bruces al sol, 
dejando descubierto, no solamente mi cuerpo sino mi alma. 
Dios mío, si yo tuviera un corazón,
escribiría mi odio sobre hielo,
y esperaría a que saliera el sol. 

Pintaría con un sueño de Van Gogh
sobre las estrellas un poema de Benedetti,
y una canción de Serrat sería la serenata
que les ofrecería a la luna. 

Regaría con lágrimas las rosas, 
para sentir el dolor de sus espinas,
y el encarnado beso de sus pétalo…
Dios mío, si yo tuviera un trozo de vida… 

No dejaría pasar un solo día 
sin decirle a la gente que quiero, que la quiero.
Convencería a cada mujer u hombre de que son mis favoritos 
y viviría enamorado del amor. 

A los hombres les probaría cuán equivocados están,
al pensar que dejan de enamorarse cuando envejecen,
sin saber que envejecen cuando dejan de enamorarse.
A un niño le daría alas,
pero le dejaría que él solo aprendiese a volar. 

A los viejos les enseñaría que la muerte
no llega con la vejez sino con el olvido.
Tantas cosas he aprendido de ustedes, los hombres
He aprendido que todo el mundo quiere vivir
en la cima de la montaña,
Sin saber que la verdadera felicidad está
en la forma de subir la escarpada. 

He aprendido que cuando un recién nacido
aprieta con su pequeño puño,
por vez primera, el dedo de su padre,
lo tiene atrapado por siempre. 

He aprendido que un hombre
sólo tiene derecho a mirar a otro hacia abajo,
cuando ha de ayudarle a levantarse.
Son tantas cosas las que he podido aprender de ustedes,
pero realmente de mucho no habrán de servir,
porque cuando me guarden dentro de esa maleta,
infelizmente me estaré muriendo.”

(*) En castellano porqué mi “relación” con los libros de García Márquez siempre ha sido, es y será en dicha lengua y de manera natural no me sale hacerlo en otra lengua.

Anuncis

Quant a Carles Mujal

"Escric perquè m'agrada escriure. Si no em semblés exagerat diria que escric per agradar-me a mi. Si de retop el que escric agrada als altres, millor. Potser és més profund. Potser escric per afirmar-me. Per sentir que sóc… I acabo. He parlat de mi i de coses essencials en la meva vida, amb una certa manca de mesura. I la desmesura sempre m'ha fet molta por". MERCÈ RODOREDA, PRÒLEG a MIRALL TRENCAT.
Aquesta entrada ha esta publicada en La meva percepció del món. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.